Protegiendo y dando tranquilidad a familias.
Sobrellevando la pérdida en el ámbito laboral

Sobrellevando la pérdida en el ámbito laboral

El ámbito laboral aunque suele considerarse un lugar en el cual no hay espacio para crear relaciones cercanas, difícilmente logramos hacerlo, más aún cuando es uno de los espacios en los que mayormente recolectamos momentos de la vida diaria, puesto que es en el trabajo y con nuestros compañeros con quienes compartimos más horas del día.

Por esta razón, inevitablemente se van formando relaciones de camaradería y amistad o al menos tan solo de empatía con aquellas personas que laboran junto a nosotros.

 

Siendo así, al presentarse el fallecimiento o ausencia prolongada de uno de los compañeros de trabajo, el círculo de colaboradores que se encuentran a su alrededor, puede presentar emociones propias del proceso de duelo y las mismas no deben ser entendidas como un acto de inmadurez o quizás de exageración con ánimo de lograr dádivas frente a otros jefes y/o compañeros.

 

Cómo sobrellevamos una pérdida depende de muchos factores, desde nuestras creencias personales hasta la presencia de otros factores estresantes en nuestras vidas. Para algunos de nosotros, el pensar en la persona fallecida puede dificultarnos la concentración en el trabajo por un tiempo breve. A otros puede resultarles difícil retomar el ritmo, lo que produce errores que a su vez trastornan el funcionamiento de la organización.

 

En un entorno de producción o fabricación, la preocupación por la muerte de un compañero de trabajo puede presentar riesgos para la seguridad de quienes manejan equipos, realizan operaciones complicadas o supervisan la calidad del producto. Del mismo modo, la pérdida de concentración al conducir diariamente entre su casa y el trabajo podría provocar un accidente.

En casos más extremos de estrés, la muerte de un compañero de trabajo puede hacerle sentirse tenso e irritado, en añadidura a lo que de por sí puede ser un ambiente de trabajo estresante y crearle nuevos problemas en otros aspectos de su vida.

 

Por esto, es importante tener presente los siguientes aspectos:

 

  • Permita que se hable del tema: No niegue el derecho que tienen las personas a comentar lo sucedido, sin embargo, procure que los comentarios siempre se realicen con respeto a su memoria.

 

  • Organice grupos de apoyo: Brinde a las personas afectadas la posibilidad de consolidar un grupo de apoyo en el que juntos puedan sobrellevar la situación y encuentren nuevos métodos de retornar a la normalidad.

 

  • Estreche los lazos de familiaridad dentro de la empresa: que cuando ocurra lo inesperado, que cuando sobrevenga el acontecimiento seamos capaces de reconocer que es un dolor compartido con la familia, que es una experiencia que nos une y nos reconoce iguales frente a la realidad de la muerte.

 

La muerte de un compañero de trabajo afecta indiscutiblemente el desempeño y la productividad en la organización,por tanto es preciso que exista un modelo de acompañamiento que permita, sobre todo a los más afectados, elaborar el duelo como un proceso natural que implica reconocer la pérdida pero también asimilar que la historia debe seguir siendo construida.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Style switcher RESET
Body styles
Color scheme
Color settings
Link color
Menu color
User color
Background pattern
Background image